.

. índice . Prefacio . Preface . . aguas . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . contamina 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . holocausto 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . . lineas 1 . 2 . 3 . 4 . . hidrotermias 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . nuevas 1 . 2 . 3 . . Reconquista 1 . 2 . . hidrogeo 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . esbozos 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . . corredorcentral 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . cordones 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . epiola 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . deriva 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . . archivo 1 . 2 . 3 . 4 . . Halcrow 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . frentehalino 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . . emicampanaoculto 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . . Costa del Plata 0 . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . Costa del oro 1 . 2 . . IRSA 1 . 2 . 3 . 4 . . flujos . . segmentos . . pendientes 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . delta 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . propuesta . 1 . 2 . . correconvectivo 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . plataforma 1 . 2 . . termodinamica 1 . 2 . 3 . . ABL 1 . 2 . . congreso . . girh . . Acumar 1 . 2 . 3 . 4 . . evaluacion 1 . 2 . . BocaRiachuelo 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . 17 . 18 . 19 . 20 . . StoDomingo . . urgenciasatadas 1 . 2 . . inundabaires 1 . 2 . 3 . 4 . . sinsustento 1 . 2 . . emisarios 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . . UAG 1 . 2 . 3 . . áreas nuevas 1 . 2 . 3 . . acreencias 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . audiencia 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . . Valls 1 . 2 . . contrastes 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . . convexterna . . playas 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . . Plan Maestro 1 . 2 . 3 . . Parque Norte . 1 . 2 . . ribera . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . jurisdiccion 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . . CSJNpisamr 1 . 2 . 3 . 4 . . zonas muertas . . Bermejo 1 . 2 . . Pilcomayo . . Samborombon . . Salado . . Uruguay 1 . 2 . . Parana . . Mar del Plata 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . PuntaRasa 1 . 2 . . PuntaMedanos . . Mar Chiquita . . Necochea . . Areco 1 . 2 . . Colonia . . MartinGarcia 1 . 2 . 3 . . Puertos 1 . 2 . . formula1 . . disocio . . senderos . . bajante . . . . oceano 1 . 2 . . hidrolinea 1 . 2 . 3 . . sustentable. 1 . 2 . . agua 1 . 2 . 3 . . antarticflows . . derrame . . luna 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . index .

 

Pegando nuevamente un salto a algo un poco más sencillo: el rinconcito sanisidrense que he ilustrado con imágenes satelitales que estimo claras de apreciar. No tiene ganada la fama del Riachuelo, pero en perspectivas variadas y sumadas, me parece tan trascendente como el Riachuelo y mucho más sencillo para mensurar (técnica y políticamente).

Ignoraba por estas horas la puesta en marcha del criminal proyecto del puerto de Olivos del grupo Torcello, ilustrado en un capítulo dedicado a fondos y líneas de ribera y en otro dedicado a proyectos criminales;

y por ello, dable de estimular para el actuar sin demoras, con mucho menos presupuesto que el regalado anualmente por Nación a Provincia para las benditas obranzas del plan maestro; que empieza justo cuando el ciclo de sequías se ocupará de poner al maestro a cavar al revés, tratando que el agua del cielo busque el subsuelo.

En estos 25 próximos años podrán evaluar el costo de las sequías y tal vez acepten gastar algo más que ese miserable par de millones de dólares que invirtieron en un maestro hecho a medida de sus sueños o caprichos, para atender problemas cíclicos en el 3% de las tierras más ricas del planeta.

Estudiaron sólo un ciclo. Nunca administraron esclusa alguna en curso de agua alguno. Y ahora hay que creerles que su capacidad administrativa resolverá el manejo de esa proyectada red de gestión.

Al mismo tiempo, nunca conocieron una crisis institucional como la que viven desde que tuvieron su bendito código, su difunto ORAB, sus gerencias y su ADA. ¿Cuándo irán al confesionario?

Una vez terminadas las obras del Salado inferior, vengan dragas y presupuesto para este rincón; y así tienen con qué mirar y atender la cuestión sin complicar a Vías Navegables que ya tiene con lo suyo.
La plata la sigue poniendo Nación y va a parar a la ribera provincial donde nace el problema del inodoro 3°, que luego afecta las tomas de Palermo.

A los problemas de este inodoro ahora se le ha sumado el criminal proyecto del grupo Torcello con las obras del nuevo y bien maldito puerto de Olivos.

Para salvar la condición insular del Mont Saint-Michel, Francia pone 170 millones de euros después de haber buscado la solución durante diez años.

Y aquí, en lugar de ocuparse de salvar la condición ribereña de una de las ciudades más grandes del planeta, afectada por sedimentos y un canal de navegación que ya se devoró más de 1500 millones de dólares, proyectan adosarle una llave esclusa maestra, (ver en el capítulo III sobre fondos y líneas de ribera, el criminal proyecto de la revirada torre y el criminal proyecto de refular mortales barros del interior de las dársenas para completar la estrategia, ambos del grupo Torcello)

NADIE, ni el Ing. Morelli de Estudios y Proyectos de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, parece estar enterado de nada. ¡¡¡Nadie menciona los efectos hidrotérmicos de la sombra proyectada por 400 hectáreas generando inmediata sedimentación!!! Y son ellos los supuestos únicos responsables que cuidan los fondos y las líneas de ribera del sector!!!

¿Para qué la gracia de desarrollar información si no defendemos mínimos usos, en apropiada investigación, ajustada legislación o en cabal administración? ¿Cuánto cuesta llegar tarde a mirar esta cuestión tan elemental?

La mirada hidrodinámica, térmica e hidroquímica detallada al pequeño sector de la costa de San Isidro de mínimas profundidades que quedó casi muerto y encerrado, inevitablemente despertará la atención del estrecho corredor hidrodinámico que sigue. Elemental y fundamental para la salud de toda la ciudad; y que hoy permanece poco menos que olvidado en manos desconocidas.

Dejar en manos de la Dirección de Estudios y Proyectos de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables con sus laxos comportamientos y sin ningún control superior, tan descomunal cuestión, es desopilante. Dejarlo en manos de Jan de Nul y su paquete de asociados para consagrados usos y costumbres en Hidrovía S.A., lo es aún más (ahora en el paquete dice haber entrado Torcello y sus "Proyectos de estado" desvergonzados).

¿Quién proyecta las entradas y salidas de energías hidrodinámicas en el largo y estrecho corredor? ¿Quién imagina? ¿Quién investiga? ¿Quién especula? ¿Quién decide? ¿Una consultora que atiende a su cliente? ¿Un cliente que atiende su negocio? ¿Qué responsabilidad pública tienen estas criaturas individualmente, si el problema que tienen entre manos excede con creces infinitas su responsabilidad individual? Ponerles una multa o cortarles la cabeza no resuelve nada.

Si el Riachuelo no se vé, ¿quién va a ver este corredor desconocido de flujos cenicientos y puntuales que no figuran en ningún mapa?

Tampoco el INA se ha ocupado de ello; y no es porque estén ciegos.
Demasiada grande responsabilidad para quedarse en el limbo, no hacer ni un comentario y dejar todo en manos en las que dudo alguien confiaría.

Materias varias, que antes incluso de caer en manos de urbanistas que hoy parecen desconocer estos vericuetos del destino, tienen necesidad imperiosa que pasar el filtro de muy honestos especialistas. Que no están precisamente para ser hallados en la Dirección Provincial de Hidráulica, ni en la Autoridad Provincial del Agua, ni en Hidrovía S.A, ni en sus consultores privados y obligados, ni en la subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, ni en la de Puertos y Vías navegables; a pesar que el Instituto Nacional del Agua (INA) parezca sostenido por ellos.

El alma del INA es la de cada uno de sus investigadores y ni siquiera sus publicaciones son elevadas con aprecio al conocimiento público por vía administrativa, sino universitaria. La página de batimetrías del Emilio Mitre que dice publicar la Subsecret. de Puertos y Vías Navegables está en buena medida caída por el subsuelo. Si se ha caido, subirla es tarea de minutos. (Ver www.sspyvn.gov.ar/rutaSantafe-oceano.html).

En ningún lado nos informan de estrategia alguna referida al trascendental tema de los refulados, ni al más trascendental de los vuelcos de los dragados de la draga de arrastre.

No sólo son dueños de la vía navegable, sino que imaginan ser dueños del estuario. Y el estuario, quede claro, no es de ellos. Ninguna ley les autoriza a hacer lo que les dé la gana con los dragados.

El primer proyecto bajó hace 40 años de la mano de la consultora Hallcrow y se hizo público. Luego, la consultora HYTSA tomó las riendas en 1992 para determinar los lugares convenientes para volcar dragados.

¿¡Cuál fue el motivo de los cambios de criterio en tan trascendental cuestión?! (Estamos al 3/9/06, esperando respuesta escrita a estas preguntas formuladas hace más de un mes). Aun así, ya nos hemos enterado del incendio de la draga de corte que motiva el uso de una de arrastre y necesita de las aguas profundas al Sur del Km. 26 del Canal de Acceso para maniobrar y volcar sus barros.

La urgencia de contar con una nueva draga de corte no es para dejarla pendiente cuatro años. La draga no se incendió aquí, sino en Centroamérica. Para qué quieren a Jan de Nul si la draga de arrastre la ponen Uds. ¿Sólo porque el contrato lo ganó ella? Pues entonces que cumpla su contrato y reponga la draga de corte. Ignorando este accidente de hace cuatro años es que hice las preguntas que siguen.

Si la ribera Este del Emilio Mitre ya está prácticamente consolidada, ¿por qué no insistir en volcar allí los refulados?

(De los desastres del Delta Central ya hablaremos más adelante).

¿Qué es lo proyectado y hecho público de lo realizado en los últimos diez años por Hidrovía en materia de afectaciones al estuario; así como, en materia de resultados por esos "consejos" de ambas consultoras (en particular, los de HYTSA). ¿Alguien predijo o analizó la muerte cantada del sector sanisidrense? ¿O ya estaban festejando los mercaderes? ¿No hay político que mire esta cuestión? que a poco se verá más importante que la del propio Riachuelo; a pesar de que ésta ya quedó decidida hace 200 años.

Y las decisiones de volcar dragados más allá del Km.26 del canal de acceso ¿de dónde surgieron? ¿quienes son los que deciden asumir estas responsabilidades que los exceden por universos, estando en juego la energía hidrodinámica de toda la región.

Sin hacer incluso comentario alguno de cómo se ha ido emputreciendo la costa y sus energías; y sin relacionarlo en absoluto a los refulados del Emilio Mitre, pasados, presentes y futuros; y a la muerte del Luján.

Todas estas expresiones fueron expresadas y publicadas un 27/7/06. Hoy 3/9 caben unas pocas salvedades y muchas más criminales gravedades a ilustrar en los capítulos que siguen.

¿Por qué motivos asumir solitos semejantes responsabilidades, sin hacer comentarios bien públicos de los balances de gestiones y elecciones?

Vuelvo a repetir, no estoy preguntando por la vía navegable que es su competencia; sino por los destinos y riesgos que implican los interminables vuelcos de dragados cuyas consecuencias reclaman elemental proyección, evaluación y publicación oportuna, para que cualquier ciudadano advierta cómo se juega el destino del gran tapiz urbano, sin pendientes y al lado de un pedacito encerrado de estuario de mínimas profundidades y mínimas pendientes de fondo.

Los cuidados que hay que sostener para conservar la escasísima energía que conduce hasta la riquísima energía y la vida útil del Rada Exterior que desemboca en la Gran Hoya del canal Intermedio, y las funciones de ese largo y estrecho corredor de flujos del Emilio Mitre, son incomparables.

Y solamente han sido evaluados por el estudio de la consultora Hytsa de 1992. Conociendo la luz del día en un sólo ejemplar que alguien retiene en su escritorio, a pesar que la zona ya pide con velos y venenos, la extrema unción.

¿Y si estoy confundido?, habiéndome muy recientemente enterado de la prohibición de volcar dragados en las zonas comprendidas entre el Emilio Mitre y la costa, ¿cómo es que la dirección de Estudios y Proyectos a cargo del Ing. Morelli no pone el grito en el cielo por el famoso "proyecto de Estado" de la revirada torre y el refulado de los envenenados barros de las dársenas que ahora en Septiembre reconoce licitación?

¡¡¡¿A quién espera el simpático Ing. Morelli que luego de escuchar dos horas de mi conversación y entregada mi documentación, nunca más quiso dar la cara?!!!

A él fue al primero que le mostré los supercriminales vertidos de la isla Lucha ¿habrá ya avisado a Prefectura para que vayan a averiguar la veracidad de la imagen satelital y de mi informe?

 

Tan importante es este tema, que la Ley de Presupuestos Mínimos 25688 del 2002, acordada entre Nación y las Provincias señala en tres de los 10 parágrafos del Art.5°: se entiende por utilización de las aguas a los efectos de esta ley:

a) La toma y desviación de aguas superficiales;
b) El estancamiento, modificación en el flujo o la profundización de las aguas superficiales;
c) La toma de sustancias sólidas o en disolución de aguas superficiales, siempre que tal acción afecte el estado o calidad de las aguas o su escurrimiento;

Lamentablemente, dejaron sin aclarar a quién compete el primario cuidado de estos temas.

Los tres parágrafos tocan medularmente varios compromisos que complican, arriesgan y condenan el destino de la ciudad. Inevitables compromisos que conllevan las tareas de dragados en el mantenimiento del Emilio Mitre y en los canales de acceso.

Y sin embargo, sin atender la obligada y elemental comunicación con alcance muy debido a dar trascendencia pública a sus decisiones, hacen lo que mejor les parece y nadie se entera de sus bondades.

Estando en juego la vida de toda la ciudad, si alguien pregunta, nadie contesta. Y si interviene un fiscal, las demoran con tilinguerías.

Si esta no es una cuestión medioambiental y particularmente monumental, ¡¿para qué las disponibilidades de criterio y controles que caben y apoyan en legislación?!

Con estas pulposas burocracias empalizadas que autoconsagran arbitrios desmesurados, irresponsables y sin control, la tarea sincera nunca comienza; y la que comienza, es de nunca acabar. De la honestidad de criterios mejor no hablar.

Para de alguna forma probar que los datos de fluencia y dispersión pudieran merecer algún día apropiada corroboración, va aquí esta imagen mostrando dos salidas superpuestas: la del Luján y la del Riachuelo. Ambas imágenes fueron capturadas a 2590 mts de altura. Por supuesto, hube de girar la imagen del Luján para que sus cursos tuvieran igual orientación de salida.

Si recordamos los déficits hidrodinámicos visibles y bien fotografiados que planteaba la salida del Luján con sus declarados 56m3/s de promedio mínimo (algún día habrá que comprobarlo), imaginemos los 3m3/s que en el Riachuelo, (por el mismo ancho de salida del Luján y 4 o 5 veces más profundidad) no alcanzan a salir. Los déficits de ambos quedan así mutuamente denunciados y en ellos la contaminación no alcanza dispersión.

Para que no se escape el peso de esta observación reitero: imaginemos un corte transversal a la salida para cada uno de ellos. La superficie de ese corte indicaría que el Luján ofrece 4 o 5 veces menos frente de salida que el Riachuelo. Demasiada diferencia para un río que está vivo; y que indicaría que su estrechamiento es obra humana (lo cual es harto visible).

En el caso del Riachuelo, teniendo un frente 4 o 5 veces mayor de salida que el Luján y 20 veces menos flujos, ese tapón de las sustancias del Dock Sud tan visible para tan sólo 3 m3/s en horario de flujos en descenso, estaría evidenciando que tal vez el coeficiente de rugosidad de Manning no alcanza ni para empezar a corregir las cuentas; ni mucho menos para reconstruir la historia de la salida natural de sus flujos perdida.

Imaginar que el Riachuelo pudiera no existir en 20 años, no resulta exagerado si se toma nota que pierde 8 cm. de profundidad por año.

salidas del Lujan y Riachuelo superpuestas

Ir a la siguiente... Volver a la anterior... Volver al principio

Ir al Indice ... Ir al Prefacio